27 mayo 2010

La casona de EL ESTANQUE

Es curioso cómo mirar atrás, y ver las vueltas que da la vida...

Quién me iba a decir que la tierra que me vió pasar los mejores veranos de mi infancia, se convertiría en el lugar dónde ahora vivo.

Hoy os quiero acercar hasta la Casona de El Estanque, bueno, o la casa chula de las palmeras, como la llamábamos mis hermanos y yo.

Está ubicada en Gama, un pequeño pueblo de Cantabria, en la carretera general que va hacia Santander o a la contra hacia Bilbao, y cada vez que pasábamos por allí, decíamos a mi padre: la casa, la casa, porque el siempre nos decía cuando lleguemos a Gama hay que estar atentos para coger el desvió hacia el camping, que no se nos pase!, y nosotros sabíamos que la casona significaba que ya estábamos en Gama. Asi que íbamos la mar de atentos!!

Su aspecto es colonial ya que se construyó en la época en la que los lugareños, que habían marchado en busca de fortuna hacia las américas, regresaban y se construían casas con las influencias del otro lado del charco, y plantaban grandes palmeras en la puerta en señal de su poderío económico.


Lo que para nosotros era la casa que indicaba que enseguida llegábamos a nuestras ansiadas vacaciones, hoy se ha convertido en un bar-restaurante muy acogedor en el que poder tomarte algo en un ambiente más que tranquilo y con unas vistas hacia las marismas inmejorables.


Ayer fuimos de la mano de María, y no os podéis imaginar mi cara de sorpresa al ver la casa después de tanto tiempo! Sigue igual de bonita, o yo diría que incluso más con ese toque color lavanda en la fachada (aunque en las fotos parezca azul...).


Dispone de carta de raciones y picoteo, y los fines de semana puedes disfrutar de una bonita cena ambientada en cualquiera de sus comedores, que no son sino las antiguas habitaciones acondicionadas y comunicadas entre si ya que lo que le hace diferente a este lugar ese eso, que por dentro siguen conservando la estructura original de la casa, asi como sus estancias, comunicándolas entre si para darle fluidez al espacio, convirtiéndose en un pequeño laberinto.

(Algunos de los pequeños tesoros que esconde...)

Lástima que ayer lloviera y no pudiéramos disfrutar de su jardín-terraza, pero una vez descubierto...volveremos!!

Asi que ya sabéis, si vais camino de Santander o al revés hacia Bilbao, no dudéis en parar a disfrutar de El Estanque!!

5 comentarios:

Noelia Contreras dijo...

Es una preciosidad!! si paso por allí tendré que hacer parada :-)

loidis-loidis dijo...

Ainss, qué sitio más encantador! Parece que te transporta a otra época. Además, es genial haber visto en primera persona la transformación del lugar, no?
Un abrazo y feliz finde.

su_colours dijo...

Holitas!!!gracias por visitar mi página y sí las viste en una tienda de mi pueblo,el mundo es un pañuelo la casa del estanque es de un amigo de mi cuñadoy a nosotros también nos encanta es ideal,si vas por allí también pasate por remy no por el sitio en si sino por como presenta los pedazo combinados , zumos y batidos es una pasada.Tus cosas también son muy bonitas.Saludos

Estibalitz Diaz de Durana dijo...

hola guapa!! llegue ayer noche !!
hoy ando "dando tumbos"!!! jajaja
que tal la boda ?? estuviste cómoda?
un fuerte abrazo

Claudia dijo...

No sabes cuanto me alegra que estés sacando partido a los miércoles blogueros! El banner ha quedado muy bien, veo que te has hecho a la primera con la paginita de creación de banners, jeje
besote!